Después de comprar los billetes de avión a Nueva Zelanda, el siguiente paso importante era contratar un seguro de viaje. Sin un seguro que incluya la asistencia médica, solamente estaría cubierto en Nueva Zelanda en caso de accidente. Y puesto que voy a estar dos meses y medio en el país de las antípodas, contratar un seguro de viaje era algo casi obligatorio.

Estuve mirando por mi cuenta, y también pregunté a mi amigo Pau, autor de “El Pachinko” y viajero experto. Finalmente, me decidí a contratar el seguro de viaje de Iati Seguros, concretamente su versión “mochilero”. Lo hice a través del banner del blog “El rincón de Sele” (también siguiendo los consejos de Pau), y así poder beneficiarme de un 5% de descuento en el precio. La modalidad “mochilero” incluye actividades como trekking en su póliza, lo cual para mí era importante.

Una cosa menos!

PD: ilustro el post con una imagen tomada durante mi última “gran aventura”, el Camino de Santiago, en 2014.