Ayer me acerqué con mis compañeros de casa a un PAK’nSAVE, una de las cadenas de supermercados más importantes de Nueva Zelanda. Toda una experiencia!

Nada más entrar, primera sorpresa: puedes escoger una canción, como si de un jukebox se tratara. La canción se añade a una cola, y suena durante los próximos minutos, mientras haces la compra. Aunque he de decir que el volumen está muy bajito y apenas puedes escucharlas… Pero la idea está genial!

Tienen carritos de dos tamaños, además de cestas. Los carritos pequeños tienen una bandeja de poca profundidad pero situada a la altura de la cintura, lo cual hace que sean muy cómodos.

La impresión general del hipermercado fue de limpieza, orden y sencillez. Creo que puede dar una muy buena idea del carácter neozelandes: cosas prácticas, muy bien pensadas, no decoradas en exceso o sobrecargadas. Creo que podríamos aprender bastante en España en muchos sentidos.

Los pasillos están numerados y a la cabecera de los mismos tenemos una pequeña lista de lo que podemos encontrar dentro.

PAK’nSAVE tiene fama de ser uno de los supermercados más baratos de Nueva Zelanda, pero se nota que los precios son más altos que en España. Entre los artículos más caros, las frutas y verduras.

Espero que os haya gustado, nos vemos en la próxima entrada!