Esta mañana (23 de Junio de 21017) he volado de vuelta a Christchurch, la ciudad donde pisé suelo neozelandés por primera vez, hace ahora hace algo más de dos meses.

El círculo se cierra, el viaje llega a su fin.

En estos momentos no puedo evitar tener la sensación de que todo ha pasado muy deprisa, apenas un suspiro. Como si hubiera sido un sueño del que ahora comienzo a despertar. En verdad, así ha sido: un sueño hecho realidad.

Leer más